Series TV: Jessica Jones

jessica jones

La editorial Panini y la productora Netflix parece que se han puesto de acuerdo a la vez tanto para sacar un cómic, creado en 2001 por el guionista Brian Michael Bendis y el ilustrador Michael Gaydos, como para estrenar una serie como Jessica Jones, basada en el citado tebeo. Aunque sin entrar en muchos detalles, el guionista estaba planteando una especie de colección, vinculada a la novela negra, pero en plan novela gráfica en la que Jessica Drew, conocida como Spiderwoman, retirada de la profesión de superheroína, se dedicase a ayudar a superhéroes en apuros, pero desde una perspectiva distinta a las habituales, orientada a un público exclusivamente adulto, conocedor de los iconos de Marvel; y en esto se distancia de la serie de televisión, donde prima el enfrentamiento con su antagónico el malvado Killgrave, lo que le resta interés al producto televisivo que no al cómic, que se mueve en torno al sobresaliente por la variedad de sus conseguidas historietas. El caso es que, una vez obtenido el permiso de los más grandes de la compañía, se creó un sello para adultos, llamado Max que, a nuestro juicio, por lo visto, hace la competencia al sello Vértigo de DC, pero sin el retorcimiento y la paranoia que caracteriza a las series adultas DC, que a veces no hay quien lo entienda.

La clave podemos decir que se encuentra en que, con algunos cambios y publicidad gratuita, se creó a Jessica Jones, desechando la idea de la mencionada Jessica Drew, una detective que conoció la profesión de superheroína, pero que lo dejó. En definitiva, se trata de una gran mujer con los pies no de barro, sino metidos en el fango, pues ha caído bajo las caras del alcoholismo y se encuentra al borde de la depresión. Sus relaciones sexuales no son las más adecuadas y, en principio, parecen desvinculadas del compromiso. No obstante, detrás de esa vida desordenada se encuentran una persona honrada; con gran sentido del deber; que siempre lucha por la verdad, intentando solucionar los problemas de los demás; implicándose en los casos; mostrando lealtad hacia sus amigos y los que se portan bien con ella. En los cómics se dedica a resolver situaciones comprometidas de superhéroes que es la gracia de este personaje, mientras que, en esta irregular serie, con capítulos de notable alto frente a otros más flojitos, no aprovecha esa excelente oportunidad y busca un enfrentamiento con su antagónico con lo que este producto televisivo podría entenderse como un drama de ciencia ficción. El personaje protagonista, magníficamente interpretado por Krysten Ritter, es muy mal hablado; políticamente incorrecto y tiene gran sentido del humor a pesar de su drama personal como en una escena en la que le preguntan sí ha disfrutado con una pelea y responde que afirmativamente, porque ha salvado una vida ante una persona indefensa. Antes de aceptar un caso se asegura de la sinceras intenciones de sus clientes (es a lo que dedica más tiempo). Los que la conocen afirman que hay una buena persona, tras una máscara de tipa dura. Esta serie crítica los comportamientos hedonistas y nos ofrece inteligentes frases como una que dice que cuando se rompe con el pasado tienes que mirar hacia adelante.

Con respecto a la trama del supervillano habría que resaltar que es una crítica hacia el uso de la ciencia sin ética y a jugar a ser dioses, en la que una familia de extrema frialdad, donde el cariño brilla por su ausencia, puede favorecer que esos hijos en su vida adulta sean infelices y que se comporten de modo inadecuado.

La perla de humanidad la encontramos en un drogadicto que sale de su adicción porque recuerda que su padre era un cristiano practicante, que se dedicaba a los más necesitados porque su fe se lo indicaba, siendo un ejemplo para él.

El punto más negativo de esta producción televisiva es su potente guiño a la ideología de género en una trama segunda.

Finalmente, esta es la frase que les dejo para reflexionar sobre las dificultades de Jessica Jones en su labor de proteger a las personas que se encuentran en su entorno es la siguiente: “Dicen que todos nacemos siendo héroes, pero sí se lo permites, la vida te llevará hasta el límite y te convertirás en el villano. El problema es que nunca sabes cuándo has cruzado ese límite”.

Víctor Alvarado

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo