Series TV: Centro médico

centro medico

Todos tenemos un gran recuerdo de dos series de televisión que coincidieron en el tiempo como Urgencias, producida por Steven Spielberg y Médico de familia, controlada por el polifacético Emilio Aragón, ambas con gran éxito de público y crítica, que nos tenían pegados a la pequeña pantalla.

Durante la temporada 2015/2016 se ha estado emitiendo Centro médico en la primera cadena de RTVE de la mano de Zebra Producciones. Es una docu-ficción, que comenzó como un espacio educativo, en el que se trataban dos casos clínicos reales, que destacan por su curiosidad y por ser bastante atrayentes e, incluso, hay alguno realmente simpático. No obstante, se han introducido ciertas tramas de los personajes para que resulte más adictiva. Por lo visto, este formato ha funcionado aceptablemente en otros países y por esa razón se trajo a España.

Los personajes están muy logrados, despertando las simpatías de los televidentes. Este producto televisivo tiene una doble función: la de entretener y la de educar a la población casi siempre con acierto, aunque hemos detectado que en el tema de salud reproductiva y sexual no ofrece una educación integral, donde se tengan en cuenta todas las dimensiones del ser humano, dando por hecho que lo normal es que los adolescentes tengan relaciones a edades tempranas, aunque al menos establece como necesario un diálogo entre padres e hijos al final del espacio.

En otro episodio, uno de los personajes principales se plantea como una necesidad tener un hijo cuando encuentre a una pareja estable, pero al romperse esa esperada relación después unos cuantos capítulos de rigor, sigue teniendo la intención de tenerlo por fecundación in vitro; es decir, empezando la casa por el tejado, lo que puede entenderse como un guiño al feminismo radical.

En contraposición con lo expuesto, los personajes destacan por su trato humano y delicadeza, aunque no siempre porque una de las doctoras presenta dificultades en el trato con los pacientes. El Dr. Dacaret (Jordi Mestre) aparece como un médico fiel al Juramento hipocrático y que tiene claro el concepto de salvar vidas a pesar de que algún paciente le crítica por ello. El Dr. Blanco (Jesús Cabrero) es el personaje más convincente y sensible, teniendo un toro difícil de torear, pues es oncólogo. Podríamos decir que implícitamente es una persona creyente, pero cuando un caso se resuelve satisfactoriamente quizá gracias a… todo ha salido bien. Da la impresión de que quiere decir algo más, pero que los guionistas no le dejan.

La enfermera Pepa (María Pedroviejo) tiene la vocación desde los once años, que poco a poco fue evolucionando hasta llegar a ser una comprometida profesional, lo que da pie a que se entienda que hay llamadas tempranas y otras más tardías. La enfermera Clara (Charo Molina) es una veterana en la que confían tanto médicos como enfermeros por su manera de trabajar y experiencia porque este último concepto es un grado.

Víctor Alvarado

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo