Series TV: Supergirl

supergirl

Como viene siendo habitual, el creador de la serie Arrow y Flash se ha sacado de la manga otro producto televisivo sobre superhéroes, dirigido a un público familiar que no sólo pretende entretener, sino que trasmite ideas y valores ciertamente interesantes. Le toca el turno por tanto a Supergirl, sacado de la fábrica de sueños de DC en un formato que presenta el hándicap de parecerse en demasía a Flash en muchos de sus planteamientos, así como en las tramas de fondo. Carece del dinamismo y la chispa de las historias de Barry Allen y el personaje de su hermanastra nos parece un tanto forzado. A la serie le falta ritmo y se traba de vez en cuando en mi modesta opinión. La actriz Melissa Benoist encaja a la perfección con su personaje y los enfrentamientos dialécticos con la inolvidable Calista Flockhart, recordada por la serie Ally McBeal nos proporcionan ciertas perlas a las que merece la pena prestar atención, pues recuerdan en parte a los conflictos entre Peter Parker y Jonah Jameson del cómic de Spiderman, pero en otro tono.

Esta serie se ha estado emitiendo este verano en Antena 3 de tres en tres episodios, lo que puede entenderse como que no la han valorado mucho o que querían explotar el negocio durante la temporada veraniega por el interés que pudiera despertar en los niños y en los seguidores incondicionales. El caso es que los fans estaban indignados con la cadena de televisión porque los últimos capítulos se emitieron a altas horas de la madrugada

El origen del personaje tuvo lugar gracias al talento de Otto Binder y Al Plastino que en 1959 le dieron el primer empujón. No obstante, este producto televisivo guarda ciertos paralelismos por los 2 primeros números de la serie regular de Supergirl, editado en España por ECC, que amablemente han sido cedidos para la crítica de esta serie de televisión donde el origen del personaje está muy bien reflejado, aunque las tramas de los supervillanos de turno están más logradas en los tebeos. En cambio, el desarrollo del personaje me parece más conseguido en la televisión gracias al buen hacer de Greg Berlanti y Alisson Adler. Por otro lado, tanto en el cómic como en la serie su padre aparece como un científico para el que su ética le impide lógicamente pasar ciertos límites que atentan contra la dignidad de los habitantes de su planeta.

Supergirl apunta temas interesantes y nos encontramos con una chica joven que fue enviada a la tierra para ayudar a su primo y que intenta descubrir esa llamada a convertirse en superheroína. Los directores y guionistas van dosificando sabiamente, entiendo, su vocación como un proceso. Su hermana postiza es un bastón en ese tema porque demuestra que no es un camino fácil y que todos tenemos un talón de Aquiles, pero le habla de que tiene que creer en ella misma. El amor es un punto importante en esta familia tradicional, formada por un padre, una madre, una hija biológica y otra adoptiva.

Nos ha parecido especialmente importante el sexto y séptimo episodio en el que vuelven a saltar las dudas sobre su misión en este mundo en la que esta guapa protagonista por dentro y por fuera por ser la sombra de su primo Superman y como consecuencia de una derrota que le deja sin poderes. Sin embargo, la periodista, Cat Grant, hace una acertada reflexión sobre lo que supone un personaje mesiánico que tiene que ser la esperanza frente a la oscuridad de sus rivales en la que esta superheroína derrota a un ladrón armado mediante la palabra ante su supuesta pérdida de poderes. A continuación reproducimos el discurso de la citada periodista: “Todos estamos sufriendo con esta catástrofe (…). Una posible reacción es ser ruines y aprovecharse del miedo de los demás. Pero acaso no es tan bien humano afrontar nuestras debilidades y superarlas; actuar como superhéroes, aunque no lo seamos. Cierto, Supergirl no ha sido localizada, pero su espíritu está con nosotros; su insistencia en ver lo mejor de la gente; una llamada al ángel que todos llevamos dentro. Supergirl tiene fe en nosotros, así que tengamos un poco de fe en ella. Supergirl regresará cuando más la necesitemos. Hasta entonces ayudémonos entre nosotros. Cuenten sus historias heroicas, que el mundo sepa de qué pasta estamos hechos. No podemos hacer lo que hace Supergirl, sin embargo, debemos elegir hacer lo que podamos”.

Víctor Alvarado

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo