Series TV: “El Padre de Caín”

el padre de cain

Se agradece que, de vez en cuando y casi por casualidad, aunque no siempre, Telecinco apueste por un tipo de series que defiendan valores ciertamente interesantes como Blue Blood o la miniserie El padre de Caín, que se basa en la novela homónima del político Rafael Vera.

Salvador Calvo dirige este producto televisivo que consta de 2 episodios, cuyo guión ha sido escrito por Michel Gaztambide y Alejandro Hernández, que viene acompañado de un reportaje en el que se cuentan cómo fueron los años de plomo, partiendo de testimonios de políticos y periodistas que vivieron ese episodio oscuro de la historia de la democracia en España.

La historia gira en torno al teniente de la Guardia Civil Eloy Rodríguez (magníficamente interpretado por Quim Gutiérrez), que solicita de manera voluntaria destino en el cuartel de Intxaurrondo en San Sebastián, casi literalmente asediado por los etarras en el año 1980. Este hombre se convertirá en todo un experto en la lucha antiterrorista con la ayuda del experimentado Sargento Enrique (Patxi Freytez). En su paso por El País Vasco tendrá un desliz amoroso de terribles consecuencias con Begoña (Aura Garrido), mientras que su mujer embarazada (Oona Chaplin) le espera en Madrid.

El realizador propone un ritmo intenso, relajando la tensión con un humor en ocasiones puntuales para dar un respiro al espectador que puede rememorar lo vivido en esa época como si estuviese viviéndolo en primera persona. La verdad es que se te ponen los pelos de punta al recordar como unos pocos habitantes de una comunidad autónoma más pequeña que la provincia de Jaén podían haber sometido a un país entero, creando un clima de inseguridad y miedo como consecuencia del régimen de terror, donde los secuestros y asesinatos de inocentes estaban a la orden del día. La atmósfera ideada es insuperable.

Por otra parte, se refleja la vocación de muchos militares que dieron la vida por España y por muchos de sus habitantes. Tan sólo en una escena se pone en duda sus métodos. Es una historia de sacrificio personal, ya que la buena labor de la Guardia Civil requiere muchas renuncias por parte de sus miembros para protegernos. El título de esta adaptación televisiva hace referencia de algún modo al episodio de la Biblia narrado en el libro del Génesis en el que se cuenta el enfrentamiento entre Caín y Abel. La religiosidad de este cuerpo policial aparece reflejada con naturalidad y la Virgen del Pilar está muy presente. No obstante, una escena en la que un guardia civil, haciendo de buen un compañero, le dice a protagonista que se guarde la medalla de la Pilarica porque no le va a proteger dentro de una herriko taberna, lo que puede ofrecer diversas lecturas, aunque estamos convencidos de que la intención de la Virgen es siempre la de proteger.

Víctor Alvarado

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo