Series TV: Westworld

westworld

La serie más potente de ciencia ficción de los últimos años es, sin duda, Westworld.

Tan sólo viendo el primer capítulo se percibe el esfuerzo económico que se ha hecho. Los creadores de esta serie de HBO han sido Jonathan Nolan y Lisa Joy, que se han inspirado tanto en la película Alma de metal (Westworld) de 1973 como en la novela en la que se basaba, dirigida y escrita por el mismísimo Michael Crichton. Sus productores la definen como una oscura odisea sobre el amanecer de la inteligencia artificial y el futuro del pecado. Este producto televisivo está ambientado en Castle Valley o Monument Valley, donde John Ford rodó algunos de sus western más conocidos.

La historia gira en torno a un parque de atracciones futurista. Las instalaciones cuentan con robots cuya apariencia física es humana y, gracias a ellos, los visitantes pueden imaginarse cualquier historia por fantástica y oscura que sea o que pueda sonar. El reparto suena más a superproducción hollywoodiense que a producto para la pequeña pantalla, ya que aparecen nombres de prestigio como Anthony Hopkins o Ed Harris.

El tema principal que esta historia plantea es el de si seres creados artificialmente, pueden llegar a adquirir la conciencia y qué es lo pasa cuando los personas juegan a ser dioses, puesto que, incluso, el creador de este universo ficticio, Robert Fav, reconoce que no se puede jugar a ser Dios sin tratar con el diablo como dando a entender que estos seres pueden tener conflictos éticos, si están diseñados para adquirir emociones como le ocurre a una androide en busca de la felicidad. Algunos de esos personajes manipulados genéticamente de modo inconsciente graban en su memoria sus experiencias positivas y, sobre todo, las negativas porque son sensibles y se sienten mal cuando los seres humanos las utilizan para sus placeres hedonistas.

El creador de este universo cibernético aparece como un profundo conocedor de la antropología del ser humano, incluyendo su necesidad de trascendencia, lo que queda claro, aunque para éste, el fin justifica los medios.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo