Tu mejor amigo

tu mejor amigo

Tu mejor amigo mala

Público recomendado: infantil

Muy lejos quedan aquellas magnificas reflexiones de Vittorio De Sica o Charles Chaplin, que justificaban el uso de animales en una película con un claro aspecto simbólico o como un rasgo característico de un determinado personaje. Los grandes ejecutivos han visto el filón comercial que tiene en el cine infantil la incursión de perros, gatos, ratas, etc. y con ciertas salvedades (principalmente en el cine de animación) el resto se aglomeran en un conjunto de cine basura que no aporta nada ni a los más pequeños ni a los más grandes. Dentro del cine más adulto si encontramos obras como Truman del siempre infalible Cesc Gray o White God del húngaro Kornél Mundruczó, películas que merecen la pena y que pertenecen a la primera categoría que hemos comentado. La película que nos ocupa, por desgracia, pertenece a la segunda: una pieza intrascendental, terriblemente simple e insultantemente lacrimógena hasta la náusea.

La trama nos presenta a un perro en pleno conflicto existencial, en busca de su propósito en la vida. Así, este perro, pasará por las manos de tres dueños distintos que le darán la visión conjunta que necesita  para encontrar su meta. Dejando a un lado la polémica denuncia por parte de la asociación PETA por el maltrato animal que supuestamente se llevó a cabo durante la filmación de esta película, realmente y hablando claro es una película que no vale nada. Su mítico director Lasse Hallström lleva años a la deriva, dejando piezas tan irrelevantes como Un lugar donde refugiarse, Querido John, o la adorada por todos Hachiko convirtiéndose en una especie de Nicholas Sparks del cine: sensiblero hasta la saciedad. Resulta duro de escribir, teniendo presente que hablamos del director de Mi vida como un perro, ¿A quién ama Gilbert Grape? o Las normas de la casa de la sidra, pero realmente esta película viene a ser una especie de Air Bud pero con un 20% más de seriedad, aunque no demasiada porque también se debe pensar en el público infantil. También esto último puede ser utilizado como argumento a favor de esta película: que es una película para niños; una forma de decir que como la película es para un público que “no sabe de cine” da igual que tenga o no calidad. Señores, la base del buen criterio de aquellos que adoramos el cine empieza desde que somos muy pequeños, y la oferta actual es muy variada: esas joyas de Pixar, las increíbles piezas a stop motion o la nueva ola de películas Disney. Esta obra, sin embargo, no aporta absolutamente nada salvo vergüenza ajena en los momentos más “emocionales” del film.

En resumen, no es una película muy recomendable y por ello lo mejor es dejarla pasar, centrarse en alguna otra película de la que se disponga en cartelera e invertir su dinero que forma útil.

David Fermín Aparicio

 

Ficha técnica:

Director: Lasse Hallström

Año: 2017

País: Estados Unidos

 

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo