Camarón. Flamenco y Revolución

camaron

Camarón. Flamenco y Revolución muy buena

Público recomendado: Jóvenes y adultos

Camarón, figura e icono, es desde hace décadas uno de los grandes universales del flamenco, que ha logrado fama y prestigio internacional para este estilo musical, español donde los haya, pero de cuna y raíces ancestrales, gitanas y nómadas.

Era una necesidad dejar documentada, para el gran público, el ascenso de Camarón al olimpo de las grandes estrellas. Ya teníamos documentales importantes como Paco de Lucía. La búsqueda (Francisco Sánchez Varela, 2014) u Omega (José Sánchez Montes, 2016) sobre Enrique Morente.

Camarón: flamenco y revolución está lleno de aciertos. La voz en off de Juan Diego y el texto con el que acompaña a la vida de Camarón es modélico para un documental: emocionado, pero honesto, y completo, porque habla de un hombre y no de un ángel. La vida de Camarón puede seguirse como la vida de una tragedia griega, quizá como la de muchas otras figuras de la música: se trata de los orígenes humildes de un talento natural excepcional, que es encumbrado hasta esferas impenetrables, elegido por algunos demiurgos que descubren el talento y lo ponen en valor. Pero al igual que en la tragedia, el final acecha, y la caída total se produce.

El documental sigue un orden cronológico, bien sazonado con documentación del archivo familiar, y con algunas animaciones, elemento ya presente en muchos documentales musicales y que funciona a la perfección. Los temas que aborda son todos trascendentales para entender a la figura y al arte flamenco. Empezando por su nacimiento en la comunidad gitana, el cante, vehículo o seña de identidad de una raza que ha sufrido siempre sospecha o persecución, y que ha sido nómada por naturaleza. También encontramos el aspecto empresarial, tan denostado a veces, pero necesario para que aflore el talento y pueda llegar al gran público. Clave en la carrera de Camarón fue su encuentro con Paco de Lucía, el catalizador de su gran éxito; las giras internacionales, y finalmente, como elemento dramático, su entrada en el olimpo mundial de las grandes estrellas del rock y del pop, de la mano de uno de los gigantes de la industria del showbiz de los USA; pero esto último se produce apenas unos meses antes de…

Que “muchos son los llamados y pocos los escogidos” no es solo una frase del Evangelio. Refleja la tensión entre la vida humana individualmente considerada y la vida en sociedad. Es una ley de la naturaleza. Hay un olimpo al que solo pertenecen algunos escasos mortales. La buena noticia para el resto es que, al final, la muerte nos iguala a todos. ¿O no? ¿No será la muerte, a su vez, uno de los elementos que contribuyen a engrandecer a algunas personas, a hacer perdurar su mito?

De algún modo, la épica en España, hoy, se entiende de modo distinto a cómo lo había sido en siglos anteriores. Las grandes gestas bélicas dan paso a las estrellas del cine o de la canción. Los logros ya no son derribar a caballeros, vencer batallas, o pasar días asediados sin comer y aun así resistir. Los logros son salir de la nada y conquistar público de todas las naciones, ser una celebridad y ganar discos de platino. Más aún sin dentro de esa figura pública sigue latiendo un hombre normal y corriente que desayuna cacao con magdalenas y juega con sus hijos pequeños.

 

(España, 2018)

Dirección: Alexis Morante

Guion: Alexis Morante, Raúl Santos

Reparto: Camarón de la Isla, Juan Diego

Duración: 104 min.

Género: documental

 

Pablo Gutiérrez Carreras

 

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo