Celestial Camel

celestial camel1

Celestial Camel buena

Público recomendado: todos

El cine nos desplaza a lugares ignotos y a convivir en la lejanía con otras culturas y formas de vida que nos recuerdan que todos buscamos el sentido y la felicidad en la vida. Desde las estepas de Rusia, el director Yuri Feting nos trae una historia de estas con Celestial Camel, en el que un chico calmuco emprende una aventura para buscar un camello especial.

Este pueblo mongol, que habita en la llanura rusa, cree que los camellos albinos dan buena suerte. Uno de ellos nace en la familia de Bayir, un chico de 12 años. Su padre tiene que vender al camello, de nombre Altynka, para dar de comer a la familia, pues en breve nacerá un nuevo miembro. Altynka es hijo de Mara, una camella, que irá en busca de su joven cría a la que han comprado para rodar una película. Tras Mara irá Bayir, pues su padre le dejó al cargo de la pequeña granja cuando fue con su mujer a dar a luz a la ciudad próxima.

La fotografía de Anton Zhabin nos descubre el yermo donde habitan los calmucos que emigraron hace décadas desde el Asia Central hasta Europa Oriental. Lugares donde no llueve apenas y sus habitantes piden a Dios que riegue sus campos para poder mantener a sus ganados y beber ellos mismos. Observamos como los mayores salmodian y rezan para que caiga el preciado líquido.

El paisaje no varía apenas, ofreciendo colores amarillos en parajes que se pierden en la lejanía. Las secuencias del director Yuriy Feting, también coguionista, que acompaña con su cámara el viaje del Bayir en busca de la camella Mara, nos desvela también la candidez de sus pobladores y, más importante, la generosidad con la que se implican para ayudar al chico. Acogerán a Bayir una noche y arreglarán su moto, al tiempo que celebran una fiesta donde el pequeño conocerá a la que predicen que será la mujer de su vida.

En Celestial Camel asistimos a diálogos sencillos que rezuman naturalidad, en una comunicación que se hace también con miradas y gestos del mismo estilo. No encontramos parlamentos sofisticados y sí un lenguaje directo, alejado de segundas intenciones (incluso entre los personajes que se llevan a la joven camella blanca), como ocurre con el chico ruso que pasó su infancia en orfanatos, con el que se encuentra Bayir en la cárcel. Pronto se harán amigos y, cuando se despiden, se llamarán hermanos.

Sencillez y alegría, y mucha, cuando vuelven de la ciudad sus padres, tras haber dado a luz a su nueva hermana y su progenitor se pone a cantar y tocar la guitarra, acompañado por toda su familia.

Este filme, que distribuye Ver Cine, no persigue grandes pretensiones y nos presenta el temple de las personas que viven cotidianamente y pegadas al terrerno en parajes extremos, como son las estepas rusas.

 

 

Título original: Nebesnyy verblyud (Celestial Camel)- Rusia 2015

(Celestial Camel)

Dirección: Yuriy Feting

Guion: Yuriy Feting, Elzyata Mandzhieva

Música: Maksim Koshevarov

Fotografía: Anton Zhabin

Reparto

Mikhail Gasanov,  Viktor Sukhorukov,  Petr Novikov,  Irina Hurgunova, Danzan Badrashkiev,  Batr Mandzhiev,  Baira Mandzhieva,  Vitaly Makhov, Vitaly Nadbitov

Género: Aventuras

Duración: 90 min.

 

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo