Christopher Robin

Christopher Robin 

Público recomendado: todos los públicos

La compañía Disney continúa su “campaña” de transformación de películas de dibujos animados en historias con personajes de carne y hueso como ya hizo con la maravillosa Cenicienta de Kenneth Branagh; con la inolvidable El libro de la selva y, recientemente, con la exitosa  La Bella y la Bestia. Pues bien, en esta ocasión, le toca el turno a la tierna Winnie the Pooh y sus amigos que son los secundarios de lujo de Christopher Robin. ¿Se acuerdan ustedes de Piglet, Tigger, Igor  o  del cariñoso  osito amarillo al que le gustaba la miel que, al menos en España, tenían una serie, que se emitió en Televisión Española en los años 80?

Como dato curioso, esta obra se basa en los cuentos de  A.A. Milne, experto en novela policíaca, que descubrió su auténtica vocación en la literatura infantil porque era lo que le más le gustaba en la vida. Por esa razón, creó al personaje de Winnie the Pooh, apoyado en el genial ilustrador E H Shepard.

La dirección ha corrido a cargo de Marc Foster, muy querido por su biopic sobre el escritor J M Barrie y su Peter Pan en Persiguiendo nunca jamás. El trabajo del realizador  va en la línea de la versión adulta que se hizo del autor de Peter Pan con guiños a Mary Poppins y a Hook. El protagonismo total de una historia que defiende el valor de la amistad se lo lleva el actor Ewan McGregor. El posible error de la película es el no haber tenido claro al público al que dirigirlo, ya que lo adecuado hubiese sido haber hecho una película para niños con varios guiños a los adultos. Sin embargo, da la impresión de que se ha hecho una película para adultos con algunos guiños a los más pequeños de la casa. El ritmo de la película es demasiado pausado y la duración excesiva. Si la idea era buscar a un público adulto nostálgico de su infancia creo que esta película es la respuesta adecuada.

En contraposición con lo negativo, esta adaptación cinematográfica de este relato sirve para constatar el enorme talento de los escritores británicos del género fantástico, pues muchos de sus libros han tenido magníficas adaptaciones cinematográficas que han hecho las delicias de los más jóvenes de la casa, ya sean niños o adolescentes. Esta producción demuestra que es posible, de algún modo,  conciliar la vida familiar y profesional, ya que no debería estar reñida la responsabilidad de sacar una familia adelante con conservar el alma de niño que te ayuda a ser más feliz en la vida, ya que se frena el estrés ante las piedras que te vas encontrando en el camino. Por otra parte, esta cinta apunta que la felicidad se puede lograr conservando un corazón inocente, ya que como dice la película preocuparte lleva a la preocupación y la preocupación lleva a la confusión y el conservar un alma de niño, aunque seas maduro, te protege de sufrimientos innecesarios.

Para concluir consideramos oportuno incluir las declaraciones del cineasta a Fotogramas: “Quería hacer esta película porque es importante ofrecer al mundo mensajes positivos, salidos del corazón. Aunque todo comenzó cuando mi hija me preguntó el porqué no hacía una película que ella pudiese ver. Lo bueno de la historia de este osito es que está dirigido a todos los públicos”.

Título: Christopher Robin (2018)

Director: Marc Foster

Reparto: Ewan McGregor, Hayley Atwell, Chirs O`Dowd, Toby Jones.

Género: drama con tintes cómicos de corte fantástico

 

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies