Thi Mai. Rumbo a Vietnam

thi may

Thi Mai. Rumbo a Vietnam buena

Público recomendado: Jóvenes y adultos

Sin olvidar su vena cómica, Carmen Machi encarna uno de sus papeles de más enjundia dramática de sus últimos filmes, dando vida a una “abuela” coraje que viaja a Vietnam para recoger a una niña adoptada previamente por su hija. Thi May. Rumbo a Vietnam es el título de la película realizada por la directora y guionista madrileña Patricia Ferreira (El alquimista impaciente, En el mundo a cada rato, Para que no me olvides). Acompañando en la aventura asiática a Carmen, que así se llama la intrépida “abuela”, marchan Rosa (Adriana Ozores) y Elvira (Aitana Sánchez Gijón). Al elemento masculino protagonista, lo da vida Dani Rovira, en el papel de Andrés.

Rodada durante seis semanas en esta nación del Sudeste asiático, Thi Mai cuenta  con algunos intérpretes del país, como es el caso de Dan, un funcionario encargado de gestionar la estancia de los extranjeros que viajan a Vietnam para recoger a niños en adopción. Este se las tendrá que ver con Carmen y sus dos amigas, perseverantes e inflexibles para traerse a España a Thi Mai, la niña adjudicada a la hija de Carmen, que no podrá ir porque ha muerto pocos días antes en un accidente de automóvil.

Un elemento destacable de este filme es el equilibrio entre la vertiente cómica y el factor dramático, relativo al pesar que aflige a Carmen por el fallecimiento de su hija. Otro, sin duda, son las escenas del país oriental y de algunas de sus costumbres y modos de vida que suponen para el filme elementos relevantes, pues ayudan al espectador a conocer el momento actual de quien mantuvo una guerra civil en los años sesenta donde intervinieron los Estados Unidos.

Hay muy buenos momento para reír, varios de ellos que tienen a las tres amigas en candelero, como el perfil retro de Rosa (Adriana Ozores) que se va desmelenando por momentos de la servidumbre emocional y económica a que la somete su marido. La escena donde apuesta al blackjack es magnífica o cuando, tras un subidón de licor de arroz, se arranca a cantar un tema musical de Nino Bravo a quien ella le pone la letra.

En sus peripecias vietnamitas, el trío de mujeres se encontrará con Andrés (Dani Rovira), un homosexual que ha dejado todo en Madrid para estar con su novio, al que encuentra casado y convertido nuevamente en heterosexual. No es el Rovira hiperchistoso de otras comedias, pues su personaje es más dramático.

Carmen Machi es la que pilota este filme al dar vida a una mujer fuerte empeñada en remover cielo y tierra en la nación oriental para cumplir el deseo de la hija muerta (desconocía los trámites de adopción de la niña vietnamita) para lo que se enfrentará también a la oposición de su marido Javier, deprimido por el suceso.

El filme de Patricia Ferreira, con guion de Marta Sánchez, está bien dirigido y equilibrado, con situaciones surrealistas de humor y con otras de lirismo sentido al que dan vida tres magníficas actrices. Sin pretensiones fílmicas, nos acerca también a situaciones peliagudas por las que pueden pasar personas que acuden a países exóticos para adoptar niños y no tengan el empuje de esta Carmen tan combativa.

Enrique Chuvieco

Película: Thi Mai. Rumbo a Vietnam

Directora: Patricia Ferreira

Intérpretes: Carmen Machi, Adriana Ozores, Aitana Sánchez Gijón, Dani Rovira, José Troncoso

Género: comedia

Duración: 100 minutos

 

 

 

 

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo