Category Archives: Críticas

Quackerz

**1/2 

 

Quackerz 

 

(Rusia, 2016) 

Director: Viktor Lakisov. 

Productora: Animation Studio RIM y Asymmetric VFX.  

Duración: 81 minutos. 

Género: Animación, Aventura, Comedia, Fantástico. 

 

Público recomendado: Familiar.  

 

En una lejana isla de China, unos patos mandarines viven pacíficamente hasta que son invadidos de forma accidental por una banda de patos militares. Al no aceptarse entre ellos dará lugar una guerra fría, hasta que Longway, el hijo del Emperador chino, es raptado por una malvada hechicera que busca acabar con el mágico “Pato del Sol”, para poder vivir eternamente. Así, los dos clanes de patos deberán unir sus fuerzas para salvarle y recuperar la luz del sol.  

 

Viktor Lakisov se estrena como director de animación con Quackerz, una idea original del productor de la misma, Vsevolod Zorin. Juntos, crean una historia que visualmente recuerda al videojuego de gran éxito de 2001, Jak and Daxter, creado por Naughty Dog, conocido actualmente por otras sagas como Uncharted o The Last of Us. No sabemos si realmente cogieron parte de la inspiración de los personajes y de los ambientes en ellos, pero no podemos evitar ver una gran similitud en el diseño y carácter de los mismos. A su vez, esto nos lleva a otro detalle destacable, y es que el propio protagonista de la historia, Longway, dedica la mayor parte de su tiempo a jugar con su consola, e incluso en ciertos momentos, el film se desenvuelve mediante escenarios que crean la sensación de estar pasando de nivel en un videojuego, como por ejemplo el uso de planos subjetivos, lo que en principio podría ser un guiño a lo comentado anteriormente.  

 

En cuanto a la técnica de animación nos encontramos ante un nivel bastante elevado. No es perfecta, pero sus movimientos son suaves y los fondos son bastante bonitos. Debemos partir de la base de que los colores y texturas son difíciles de conseguir, pero el estudio se desenvuelve con facilidad a la hora de recrear las escenas y crea una buena combinación con ellos, sobre todo con el juego de la luz. Los personajes se integran a la perfección con cada cambio de iluminación y se percibe de forma natural. Los rayos inciden en ellos creando unas sombras muy definidas y con tonalidades distintas en función del tipo de fuente, como la luz del sol, de una bombilla o de la luna.  

 

Por otro lado, el film llama mucho la atención por los riesgos que toma. No es muy común utilizar encuadres con partes enfocadas y desenfocadas, o crear sensación de profundidad en los planos, pero los efectos utilizados se llevan a cabo de forma eficaz y el resultado es un producto original y  distintivo, mucho más parecido a una producción de actores reales que a una de animación.  A su vez, la mezcla de primeros planos y planos generales establece un buen ritmo. No obstante, Quackerz carece de un elemento bastante importante, y este es el storytelling. Necesita un gancho, un empujón que permita que su historia llegue al público. La idea de la película no era mala, pero sí su desarrollo. Al principio va demasiado deprisa, pero resulta pedante al tratar continuamente un mismo tema, después se recrea en escenas que no poseen importancia o que no son relevantes para la narración, y eso da lugar a pérdida del interés por parte del espectador.  

 

En resumen, este film está bastante conseguido, con un estilo muy diferente y con un mensaje positivo para la audiencia de menor edad, como el valor de la amistad, la aceptación a los demás y la valentía. Los personajes, sin embargo, aún necesitan mucho trabajo, sobre todo en sus expresiones faciales y en la profundidad de los mismos. A su vez, el uso de clichés y “casualidades” que resuelven problemas no resulta creíble y por ello no conecta del todo con su público, resultando así en una película más de animación, y limitando la posibilidad de conseguir un reconocimiento internacional en esta industria.  

 

Ana Mirón Campos. 

La escala

La escala

(Francia, 2016)

 *** 1/2

Dirección: Delphine Coulin, Muriel Coulin

Interpretación: Soko, Ariane Labed, Ginger Román

Duración: 102 min

Distribuidora: Onric Visión

 

Adultos

 

  

La escala es una película francesa, escrita y dirigida por las hermanas Coulin. Cuenta la historia de un grupo de soldados del ejército francés que, tras una misión en Afganistán, viven unos días de vacaciones en un hotel de Chipre, para reajustarse a una dinámica más cotidiana.

 

Entre lo que la trama presenta se encuentra un acercamiento al drama de la vida en el ejército, que podemos ver retratada a través de un sistema de recreación virtual con el que los soldados reviven algunas de las experiencias vividas. Dentro del grupo de soldados, la película está centrada principalmente en las tres únicas mujeres que conviven dentro de este grupo. A través de sus personajes podemos entrever la complejidad de la situación de las mujeres en un contexto como este; debajo de lo que podría parecer un camaraderismo convencional se esconden dinámicas de desigualdad.

 

A través de este retrato, narrado de forma fresca y calmada, se nos ofrece la complejidad de una situación tan particular como el contexto interno del ejército en un momento de vacaciones, además del énfasis en la situación de la mujer dentro del mismo, y al mismo tiempo se ofrece una historia entramada con momentos de tensión, de introspectiva y con algún pellizco en la sexualidad.

 

Jacques

Jacques

***1/2

 

Año: 2016

Director: Jérôme Salle

Guion: Jérôme Salle, Laurent Turner (Libro: Jean-Michel Cousteau, Albert Falco)

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Matias Boucard

Duración: 122 min.

País: Francia

 

Hace algunos años, el grupo de música Els amics de les arts sacó a la venta un CD titulado “Espècies per catalogar” (2012) cuya tercera canción daba voz a la gran cantidad de chavales que crecieron viendo los documentales y películas del comandante Jacques Costeau; un homenaje musical que hacía hincapié en la fascinación y asombro de niños entusiasmados, extasiados, por la fauna y flora marina, el silencio del océano y la vastedad de los mares. Precisamente este biopic, Jacques (L’Odyssée, 2016), sobre el legendario comandante de buque de investigación Calypso se encarga de presentar al espectador la valentía de un hombre apasionado por lo desconocido, por -como dice él mismo-, el irrefutable atractivo que le suscita «un mundo nuevo cargado de promesas»; la pasión de un hombre y una familia enamorados del mar, que deciden dejarlo todo y arriesgar la propia vida para conquistar sus sueños.

 

Aun a pesar de que el director y guionista Jérôme Salle no dote a la obra de la potencia narrativa y de tensión dramática necesarias, cabe señalar que dicha carencia se ve paliada por una magnífica apuesta por lo visual: el espectador se ve envuelto en, precisamente, aquello que movió al comandante y su tripulación a recorrer el mundo entero en busca de las profundidades inexploradas; consigue permear en el espectador y hacerle, por lo menos, intuir “el silencio perfecto del mar”. La película, no obstante, avanza y nos presenta también a un Costeau -interpretado por un convincente Lambert Wilson (De dioses y hombres, The Matrix)- que sigue viviendo y apoderándose de sus sueños, hasta que un día su hijo Philippe (Pierre Niney, Frantz) se percata de que el ideal puro que había movido a su padre a mover cielo y tierra, para sacar adelante las investigaciones del Calypso, se ha pervertido. ¿Saben esas ocasiones en que hay otro que nos recuerda y nos hace caer en la cuenta de que el ideal por el que habríamos dado la vida y por el que quisimos vivir ha desaparecido? Al protagonista le ocurre lo mismo: no se percata de que ha traicionado la pasión que le suscita la realidad; ha domesticado un sueño que, inevitablemente, ha decaído. Y cuando el ideal que lo estructuraba decrece, silenciosa y paulatinamente, es porque la chispa que prendía el motor se ha transformado en un sucedáneo incapaz de sostener la realidad, e incluso de violentarla. Hasta el punto de que se percata de que el afán de protagonismo y «ombliguismo» de su padre ha enmascarado la relación con su mujer (una guapísima Audrey Tautou, Amélie) y sus hijos y ha cambiado la motivación última por la cual realizan sus viajes y exploraciones.

 

Es gracias a su hijo que el legendario Costeau vuelve, pues, a caer en la cuenta de que, aun a pesar de su insospechada “traición” y ceguera familiar, la persecución de un ideal -“utopía” como el mismo personaje afirma en una de las escenas finales- que sostenga la vida es el único camino para salvaguardar la belleza que le cautivó y que supo transmitir a su familia, tripulantes y a medio mundo. Jacques o el drama de vivir un ideal.

 

Guillem Lisicic

Hotel Cambridge

***

Hotel Cambridge

País: Brasil, 016

Director: Eliane Caffé

Intérpretes principales: Paulo Américo, Thais Carvalho, Isam Ahmad Issa y Juliane Arguello.

Duración: 100 min.

Público adecuado: Adultos

 

Sao Paulo, Brasil. Año 2015. Un grupo de refugiados y sin techo conviven en un viejo edificio, antiguo lujoso hotel, hoy ya abandonado. El día a día de estos singulares Okupas, es la trama de la película en la que, el continuo miedo a un inminente desalojo, pone en tensión la convivencia. Entre risas y camaradería se intenta sobrevivir a los diferentes infortunios.

La brasileña Eliane Caffé (Narradores de Javé) dirige este documental que ella misma ha escrito junto con Luis Alberto de Abreu e Inês Figueiró.  Tensión y comicidad por igual en un ambiente en el que lo único que impera es el “ahora” que me toca vivir, impuesto por las circunstancias personales de cada uno.

Los personajes recrean sus propias vidas lo que rompe esa delgada línea roja entre ficción y realidad, que tanto está gustando cruzar al género documental en los últimos tiempos. El espectador puede preguntarse si lo que allí está sucediendo en una serie de hechos más o menos ficcionados. Esto dificulta el acercamiento a la realidad de los dramas vitales que se narran.

 

Muy probablemente el hecho de que ganara en 2015 el premio “Cine en Construcción” en el Festival de San Sebastián, haya permitido que esta pequeña película pudiera llegara hoy a nuestras carteleras más selectas. Es una suerte, pues conocer este tipo de filmografía tan diferente nos ayuda a crecer en sensibilidad artística como espectadores.

 

El proceso creativo resulta casi lo más impactante de la misma. Cuenta su directora que: “La película fue un work in progress con las distintas asociaciones de refugiados y personas sin hogar participando activamente en la producción”.

 

Una verdadera Torre de Babel creativa, en la que los procesos son mucho más importantes que los resultados.

 

En teatro, Augusto Boal (dramaturgo y director escénico brasileño) ya realizó algo parecido con su “teatro del oprimido” con resultados espectaculares. Lo mismo ha ocurrido en Sao Paulo con esta película en las que se ha explorado las inmensas posibilidades del lenguaje audiovisual como expresión artística y social, siendo muy críticos en este aspecto con los artistas poco comprometidos.

A través de la cálida fotografía (a pesar de la podredumbre que a veces retrata) de Bruno Risas y una sugerente banda sonora de la artista multidisciplinar Lucía Pulido, junto a todo lo anteriormente dicho, hacen que la creatividad y el arte están muy presentes.

Algunos planteamientos pueden resultar exageradamente periféricos, pero nos encontramos en una de las barriadas más pobres del planeta y no podía ser menos. Los diálogos punzantes, pueden abrir nuestro corazón a realidades que no deberían ser ajenas a la nuestras si queremos hacer de este mundo algo mejor.

 

Eva Latonda

La niebla y la doncella

la niebla y la doncella

La niebla y la doncella regular

Público recomendado: Jóvenes-Adultos

El pasado viernes, 1 de septiembre, llegaba a las salas de cine españolas La niebla y la doncella, de mano de la laureada distribuidora DeAPlaneta, en la que debuta en el largometraje el eficaz guionista Andrés M. Koppel (Intacto, Un día sin fin, Zona hostil).

Transformers: El último caballero

transformers

Transformers: El último caballero mala

Público recomendado: jóvenes

Nos llega la quinta película ya de la saga Transformers, basada en los juguetes de Hasbro y en la serie animada que generaron. Una entrega que muestra inequívocos signos de agotamiento, no sólo ya creativo, sino también comercial.

Spider-man: Homecoming

spiderman

Spider-man: Homecoming regular

Público recomendado: todos

Después de los irregulares resultados del Spider-man de Andrew Garfield, la productora Sony (actual propietaria de los derechos cinematográficos del personaje) llegó a un acuerdo con los estudios Marvel para incluirlo en su universo conjunto de súper héroes fílmicos.

Todo sobre el asado

todo sobre el asado

Todo sobre el asado buena
Público recomendado: jóvenes/adultos

Hasta ahora, el cine de los argentinos Mariano Cohn y Gastón Duprat se caracteriza por su humor sociológico; por sus originales y brillantes planteamientos y por unos finales que no llegan a ser redondos.

Dunkerque

dunkerke

Dunkerque  Muy Buena

Público recomendado: jóvenes

Por su talante épico, su espléndida realización cinematográfica, con unos naturalistas efectos especiales que te insertan en las escenas y una banda sonora claustrofóbica; sus arquetipos humanos heroicos y también contradictorios, Dunkerque tiene factura más que sobrada para llegar a ser la mejor película del año y, probablemente, pasará a la categoría de los filmes de guerra más sobresalientes.

Inseparables

inseparables

Inseparables buena
Público recomendado: jóvenes/adultos

Felipe (Oscar Martinez) es un acaudalado empresario que ha quedado tetrapléjico por un accidente.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo