Sicario: el día del soldado

Sicario: el día del soldado buena

Público adecuado: adultos

Tres años después de la excelente Sicario, nos llega esta secuela que no cuenta con el director Denis Villeneuve (sin duda la gran baza de la primera película) ni con su protagonista, Emily Blunt. Así, la historia se centra en esta ocasión en el sicario del título, interpretado de nuevo por Benicio del Toro.

Unos terroristas yihadistas ocasionan graves atentados en EE.UU. La inteligencia americana descubre que los carteles mexicanos de la droga les ayudaron a cruzar la frontera, y deciden ocasionar una guerra de bandas secuestrando a la hija de uno de los señores de la droga.

Resulta sorprendente que se haga una secuela de una película como Sicario, que a pesar de contener soberbias secuencias de acción, era sobre todo una película de autor, con el sello inconfundible de su director, el interesante Denis Villeneuve. En esta segunda parte se intenta recrear en cierta manera el pulso vibrante e hipnótico del director canadiense, pero el resultado no es el mismo, y da la sensación de que el material no da para tanto. Se ha bajado el listón hasta un nivel aceptable de cine de acción. Bien realizado, competente y entretenido, pero sin el interés artístico de su predecesora.

La película comienza con el tema del yihadismo que sirve de detonante a la historia, pero llama la atención que esa trama se diluye para no volver a aparecer. A partir de entonces, nos situamos en el terreno ya presentado en la película anterior de la frontera entre EE.UU. y México, los carteles de la droga, y los sicarios experimentados en matar y sobrevivir. En cierto momento da la sensación de que puede darse una dinámica interesante entre el personaje de Benicio del Toro y la joven Isabel, la hija del líder del clan que asesinó a la familia del sicario. Sin embargo, todas esas sugerentes posibilidades quedan flotando en el aire y nunca llegan a materializarse en la historia, que se limita a presentar una serie de escenas de acción y de suspense correctamente planteadas. Así, no encontramos ante un producto de acción bien facturado y entretenido, pero que deja la sensación de cierta falta de ambición por hacer algo que podía haber trascendido la superficie de una película de género.

Quizás lo más interesante sea el personaje de un joven que aspira a convertirse en sicario, y que se cruza en el camino de los protagonistas. El desarrollo del personaje parece sugerir que la franquicia puede tener continuidad si el éxito comercial le sigue sonriendo.

 

Federico Alba

 

(Sicario: Day of the Soldado, EE.UU., 2018)

Director: Stefano Sollima

Guion: Taylor Sheridan

Intérpretes: Benicio del Toro, Josh Brolin, Isabela Moner, Elijah Rodríguez, Catherine Keener

Música: Hildur Gudnadottir

Fotografía: Dariusz Walski

Duración: 122 minutos

Género: Thriller

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies