María, Reina de Escocia

María, Reina de Escocia 

Público recomendado: Adultos

A pocas semanas de los Oscars nos llega una película de época interesante, aunque convencional y algo maniquea,

que cuenta con tan solo dos nominaciones: a mejor vestuario y mejor maquillaje. La película es un relato biográfico de la reina María Estuardo de Escocia, de la etapa en la que se enfrentó a su prima Isabel I cuando, al volver de Francia, reclamaba su derecho a la corona de Inglaterra.

Aunque el guion nos conduce hacia cómo el poder, normalmente regentado por la “crueldad de los hombres”, ha anulado en la historia a la mujer y a otras minorías (homosexuales), la película resulta también interesante por ser una radiografía de cómo actúa el mal en las estructuras del poder y de cómo manipular la opinión del pueblo, siempre ha sido y será la pieza decisiva. Películas como El vicio del poder (2018) o El Reino (2018) de Rodrigo Sorogoyen sitúan, junto a ésta, a la corrupción estructural (y del sujeto) como uno de los temas claves dentro del cine de 2018.

Y aunque efectivamente el maquillaje y el vestuario nos trasladan literalmente al lugar de los hechos, no son lo único lo destacable. La interpretación de Saoirse Ronan y de Margot Robbie sobresalen por su transformación a la par que crece la corrupción a su alrededor; muy interesante también la forma en la que la directora Josie Rourke (también directora de teatro británica) planifica el encuentro entre ambas mujeres, que, aunque tuvieran diferencias serias en torno a los derechos de la corona o a cómo proceder, se reconocen como mujeres en medio de un mundo corrupto capitaneado por hombres sibilinos y despiadados. En este sentido, quizás algún personaje antagonista está creado de forma algo maniquea, lo cual termina acelerando algunas tramas, debido a un guion algo enmarañado y confuso, sobre todo en el principio. Una música correcta y eficaz de Max Ritcher (La bicicleta verde, 2012), un montaje ágil y original, y una fotografía tenebrosa completan una película histórica algo modernizada, que encajará muy bien dentro movimiento feminista y del colectivo gay. Por otro lado, el tratamiento de lo religioso, bien sea católico como protestante, es torpe y sesgado. Pero más que etiquetarla de ideológica (según cada cual) es más inteligente buscar puntos de unión. En este sentido, resulta interesante cómo se muestra en la película que la mirada “femenina” sobre la realidad es necesaria para gobernar, y que anularla, en lugar de hacerla convivir con la mirada “masculina”, solo lleva al desastre y al conflicto.

En definitiva, una película de corte clásico sobre María Estuardo que gustará a historiadores que no hilen muy fino, y contentará también a jóvenes y adultos de hoy. Eso sí, un par de secuencias de sexo y violencia explícita, limitan su público a mayores de dieciocho años.

 

Título original: “Mary Queen of Scots”, Reino Unido 2018. 

Director: Josie Rourke.

Guión: Beau Willimon (Biografía: John Guy).

Intérpretes: Saoirse Ronan, Margot Robbie, Joe Alwyn, Jack Lowden, David Tennant, Guy Pearce, Ian Hart, Martin Compston, Brendan Coyle, Gemma Chan, Eileen O´Higgins, Liah O´Prey, James McArdie, Benny Bereal, Maria-Victoria Dragus, Ismael Cruz Cordova y Kadiff Kirwan.

Fotografía: John Mathieson.

Género: Drama de época.

Duración:  124 min.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies