Lo mejor para ella

Lo mejor para ella 

Público recomendado: Adultos

Elliot Anderson (Kevin Costner)  es un hombre que, golpeado duramente por el reciente fallecimiento de su mujer, se enfrenta al desafío de criar solo a Eloise (Jillian Estell), su querida nieta. Con el alcohol como recurso para mitigar el dolor, Elliot se enfrentará a Rowena (Octavia Spencer), la abuela paterna de la niña, que está decidida a reclamar su custodia. Con Eloise en medio, las dos familias se enfrentarán en un pleito en el que tendrán que reconocer sus errores, perdonarlos y reconciliarse si quieren la felicidad de la pequeña.

La primera parte del film nos recuerda a El pequeño lord (1936, 1980) o Ha llegado un ángel (1961), y transcurre mostrándonos al abuelo que va conociendo, aceptando y queriendo a una nieta que le recuerda una dolorosa muerte, entre citaciones y juicios que se inspiran en el Kramer contra Kramer (1979) de Robert Benton. Lo mejor para ella parece cine de principios de los 60: el germen del conflicto racial entre consuegros, un duelo entre los personajes de Kevin Costner y de Octavia Spencer, que tienen grandes  interpretaciones. No se cae en el tono ñoño, algo que se agradece.

De aquí pasa a una ácida caricatura de estereotipos sociales y raciales en unos Estados Unidos todavía cargados de prejuicios… (especialmente por parte de los afroamericanos): una sátira de costumbres digna de otro Kramer: Stanley Kramer. Puede parecernos estar asistiendo a una revisión del  Adivina quién viene esta noche (1967) de Kramer.

La trama judicial en los tribunales quizá se alarga más de la cuenta y denota algún que otro subrayado evitable, pero aun así no deja de carecer de interés. Interés que viene (Costner y Spencer al margen) de esa querencia del director Binder por preferir lo íntimo a lo colectivo. Lo mejor para ella no quiere sentar cátedra social, evita ser panfleto o manifiesto y disecciona, con dura elegancia, el universo de las relaciones familiares. Al igual que la anterior colaboración entre Binder y Costner (Más allá del odio), su cine es un  retrato cruel (y también esperanzador) de padres, hijos, maridos, mujeres, abuelos, abuelas, nietos…y abogados.

El actor, director y guionista Mike Binder (En algún lugar de la memoria), curtido en el género dramático y en los monólogos cómicos, vuelve a ponerse detrás de la cámara, siete años después, en Lo mejor para ella. Partiendo de una historia basada en su propia experiencia como tío de un niño mestizo que quedó huérfano y la relación entre las dos familias del pequeño, Binder construye un relato sobre un tema tan de actualidad en la sociedad estadounidense como es el de las relaciones entre razas, dentro de los cánones del melodrama para mostrar el enfrentamiento entre dos familias totalmente diferentes pero cuyo amor por su nieta hace que estén condenados a entenderse.

Esta película se basta y se sobra con su honestidad.

María Molina

 

Ficha técnica:

Título original: Black or White. Director: Mike Binder. Guión: Mike Binder. Intérpretes: Kevin Costner, Jennifer Ehle (Carol), Joe Chrest (Dave), Anthony Mackie (Jeremiah Jeffers), Mpho Koaho (Duvan Araga), Gillian Jacobs (Fay), Octavia Spencer, Bill Burr (Rick Reynolds), André Holland (Reggie Davis), Jillian Estell, Paula Newsome (juez Cummins), Bertha Bindewald (Rosita). Música: Terence Blanchard. Fotografía: Russ T. Alsobrook. Año: 2014. Distribuidora: Emon Films. Género: Drama.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies