Los siete magníficos

Los siete magníficos buena

Público: Adultos S (imágenes)

Los habitantes de Rose Creek viven atemorizados bajo el yugo del codicioso y malvado Bartholomew Bogue.

Ante la imposibilidad de la situación deciden contratar a siete forajidos para terminar con la amenaza y poder recuperar sus vidas. En el transcurso de las circunstancias irán aflorando los verdaderos motivos que mueven a cada uno de estos forajidos a dedicar su tiempo y energía en este trabajo.

“Los siete magníficos” es un remake del western homónimo de John Sturges, a su vez remake de “Los siete samuráis” de Akira Kurosawa. Igual que la versión de Sturges se alejaba de la de Kurosawa, la de Fuqua huye del clasicismo de Sturges y presenta los problemas propios del cine de acción actual: montajes trepidantes tipo videojuego, secuencias de acción con una planificación cuestionable y ausencia de puntos de fuga donde pudiera respirar el metraje e introducir cierto “misticismo visual”. La tecnología de los últimos años nos ha inoculado la fragmentación en el pensamiento y la acción y eso también se refleja en el cine reciente, especialmente en el de acción (Saga de “El Hobbit” o casi cualquier película de superhéroes actual).

La estructura narrativa presenta un guión notable que hace avanzar las tramas con suficiente fluidez, especialmente durante la primera parte para alcanzar la dosis necesaria de entretenimiento en el explosivo aunque deslavazado final. La música, deudora de las bandas sonoras precedentes, consigue no solo homenajear sino acompañar y subrayar los momentos más importantes del filme. El antagonista, una especie de defensor del capitalismo inhumano, aunque maniqueo, refleja una corriente economicista actual en donde la democracia o la religión (la tradición griega o judeo cristiana) queda relegada, por no decir completamente anulada e incluso en algunos países masacrada, a los intereses comerciales de unos pocos. Asusta ver cómo el reverendo del pueblo de Rose Creek ve necesaria el uso de la violencia ante semejante maltrato de lo humano.

A pesar de no alcanzar a sus antecesoras, esta nueva versión logra un producto bastante digno con unos personajes llenos de humanidad, en un universo hostil muy bien recreado capitaneado por un malvado algo plano. Por otro lado, da gusto ver los matices que acompañan al resto de personajes y cómo el arco de transformación de los mismos llena de protagonismo y hondura el sentido último de la obra. Interesante en esta línea la relación entre felicidad y capacidad de entrega. Vale la pena destacar el sentido martirial y evangélico de determinadas secuencias.

En definitiva una película entretenida y violenta en ocasiones, que puede inspirar pues porta en su interior un sentido interesante de entrega y redención poco habitual en este tipo de películas.

Carlos Aguilera Albesa
El capuchón del bolic

 

“The magnificent seven”.

Ficha técnica:
Director: Antoine Fuqua
Intérpretes: Denzel Washington (Sam Chisolm), Chris Pratt (Josh Faraday), Ethan Hawke ( Goodnight Robicheaux), Vincent D´Onofrio (Jack Home), Byung-hun Lee(Billy Rocks), Manuel García Rulfo (Vasquez) y Martin Sensmeier (Red Harvest).
Género: Western.
Duración: 132 minutos.
Año: 2016.
País: Estados Unidos.

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies